NUESTRO PLANETA ESTA EN NUESTRAS MANOS

NUESTRO PLANETA ESTA EN NUESTRAS MANOS

Seguidores

La cadena alimentaria

10:36 Posted In , , Edit This

La vida necesita un continuo aporte de energía. Esta energía proviene del sol, que llega al planeta y pasa de un organismo a otro a través de las cadenas alimentarias. Si se observa a los organismos vivos que habitan un ecosistema se puede comprobar que algunos de ellos, como las plantas verdes, pueden subsistir sin la necesitad de otros organismos. Gracias a que estos vegetales tienen clorofila, realizan una reacción química en presencia del sol (la fotosíntesis) para elaborar sus propias sustancias alimenticias. Es por ello que a los vegetales se los llama autótrofos. En el caso de los animales, al carecer de clorofila, algunos necesitan de los vegetales para alimentarse (herbívoros), otros utilizan a los propios animales (carnívoros) y un tercer grupo se alimenta de vegetales y animales (omnívoros). Como los animales no pueden fabricar sus propios alimentos se los llama heterótrofos.

CADENA ALIMENTARIA
Una cadena alimentaria es una serie de organismos vivos relacionados de tal manera que uno consume al que le precede en la cadena, y a su vez, puede ser comido por el que le sigue. La siguiente es una cadena alimentaria terrestre de cuatro eslabones:

PLANTA --> HORMIGA NEGRA --> RANA --> CULEBRA

Las flechas de las cadenas alimentarias van siempre de la presa al consumidor. Al comienzo de toda cadena alimentaria siempre se encuentran los organismos vegetales, denominados productores. Le siguen los consumidores, que pueden ser primarios o de primer orden, secundarios o de segundo orden, etc. de acuerdo al lugar que ocupen dentro de la cadena.

PLANTA (Productor) --> HORMIGA (consumidor 1º) --> RANA (consumidor 2º) --> CULEBRA (consumidor 3º)

PRODUCTORES
Son organismos con capacidad de transformar las sustancias inorgánicas en orgánicas, razón por la cual son el primer eslabón de la cadena alimentaria. Los productores están representados por los vegetales y por las algas fotosintetizadoras, que poseen la facultad de transformar la energía lumínica proveniente de los rayos solares en energía química. Posteriormente, esa energía será acumulada en compuestos orgánicos que le permitirán crecer y cumplir con sus funciones vitales. Todos los animales de la comunidad dependen directa o indirectamente de los productores (autótrofos), lo que demuestra que sin las plantas verdes es imposible la vida en nuestro planeta.

CONSUMIDORES
La alimentación de los consumidores es a partir de los productores o bien de otros consumidores. Dentro de este grupo existe una gran cantidad de especies, desde el pequeño zooplancton hasta los grandes predadores. Es fácil observar que los consumidores (heterótrofos) dependen directa o indirectamente de los productores. Los animales que consumen organismos vegetales (vaca, caballo, langosta, jirafa) son consumidores primarios (o de primer orden). Los animales que se alimentan de consumidores primarios (zorro, sapo, tigre, águila) son consumidores secundarios (o de segundo orden). Cada organismo vivo constituye un eslabón de la cadena. Por lo general, cada cadena tiene de dos a cinco o seis eslabones, siendo raro que posea un número mayor de eslabones.

Hojas --> jirafa (dos eslabones)
Pastura --> grillo --> sapo (tres eslabones)

Cadena de seis eslabones


DESCOMPONEDORES Y DETRITIVOROS
Los organismos descomponedores están representados por los hongos y las bacterias, mientras que los detritívoros, que son organismos que se alimentan de detritos, es decir, de materia muerta proveniente de la descomposición, son los protozoarios, milpiés, caracoles, pequeños gusanos, lombrices de tierra, etc. Los protozoarios son microorganismos unicelulares eucariotas, como el paramecio, los tripanosomas y las amebas, entre otros. Los descomponedores y detritívoros son los encargados de desintegrar parte de los cuerpos muertos de vegetales y animales. Además, otra fuente de alimentación de estos organismos son los excrementos de los animales, el pelo y la lana que pierden los mamíferos, las hojas y frutos de los árboles que caen al suelo, etc. Si bien en una comunidad hay numerosas especies, no es común ver cadáveres de animales y restos de plantas que perduren en los ecosistemas. Las hojas que caen de los árboles desaparecen casi completamente en el transcurso de un año. En el suelo hay animales que comen cadáveres (carroña) y otros que se alimentan de restos vegetales, como la lombriz de tierra y algunos insectos. Las bacterias y los hongos son los principales organismos vivos que se encargan de transformar la materia orgánica de los organismos muertos en sustancias inorgánicas o minerales, para que queden a disposición de las plantas. Por lo tanto, son los descomponedores los que realizan la transformación de la materia orgánica en inorgánica, y con ello la producción de elementos nutritivos para los vegetales. Por lo menos el 80% del material que se desprende de las plantas en un bosque es desintegrado por los descomponedores. Cualquiera de los eslabones de una cadena alimentaria se transforma, al morir, en sustancias inorgánicas por acción de los descomponedores. De ahí la gran importancia que tienen estos microorganismos en el ecosistema.
Resumiendo, la descomposición de los desechos produce liberación de energía y transformación de sustancias orgánicas en inorgánicas, al desintegrarse en forma gradual la materia orgánica muerta. Es así como los descomponedores hacen posible que los productores puedan captar la sustancias inorgánicas para su beneficio.
La interacción de los organismos vivos puede graficarse de la siguiente manera:


REDES TROFICAS
Desde luego, el mundo real es mucho más complicado que una simple cadena alimenticia. Aún cuando muchos organismos tienen dietas muy especializadas como los osos hormigueros, en la mayoría de los casos no sucede así. Las culebras no limitan sus dietas a ranas, las ranas y sapos comen otras cosas aparte de determinados insectos. Cada ser vivo se alimenta de diferentes tipos de presas y, a su vez, es presa de distintos depredadores. Además, algunos organismos como aves y ratones incluyen en sus dietas tanto vegetales como animales. Esto determina que en un ecosistema se formen redes tróficas (redes alimentarias) que incluyen muchas cadenas alimentarias y una gran cantidad de especies que se comportan como productores, consumidores y descomponedores. La única manera de desenredar las redes es siguiendo el curso de una cadena hacia atrás hasta llegar a la fuente, que son los productores. En síntesis, el conjunto de cadenas alimentarias que tiene eslabones comunes da lugar a una red trófica. En el siguiente esquema puede observarse una red trófica aeroterrestre.


Red trófica de un bosque del hemisferio norte

ECOSISTEMAS ACUÁTICOS
La hidrosfera ocupa el 70% del planeta. El océano ofrece a sus habitantes un ambiente casi constante, es decir, poco cambiante, sobre todo en lo que se refiere a temperatura y salinidad. Los organismos vivos del mar pueden vivir nadando activamente, apoyados en el fondo de las aguas costeras o profundas, o bien dejándose llevar por las corrientes de agua en donde viven a distinta profundidad. Es así que nadar por sus propios medios, estar apoyado en el fondo o dejarse arrastrar por las aguas constituyen “modos de vida” que han recibido el nombre de necton, bentos y plancton, respectivamente.

NECTON
Es el conjunto de animales nadadores de aguas superficiales y profundas, capaces de resistir los movimientos del agua y nadar en una dirección determinada como el pejerrey, el tiburón, las ballenas, etc.


BENTOS
Es el conjunto de organismos que viven en el fondo de las aguas, apoyados sobre un sustrato sólido. Son ejemplos algunas algas verdes y rojas, la lechuga de mar, las almejas, los cangrejos y los mejillones.


PLANCTON
Es el conjunto de organismos microscópicos que flotan o viven en suspensión en las aguas próximas a la superficie. Casi siempre el plancton se mueve en forma pasiva arrastrado por el agua. El plancton autótrofo, con capacidad para realizar la fotosíntesis, recibe el nombre de fitoplancton. El plancton heterótrofo, que se alimenta de materia orgánica ya elaborada, de denomina zooplancton.
Está representado por protozoarios y pequeños crustáceos como el krill, que habita en las aguas antárticas. Compuesto por un 70 % de proteínas, el krill ocupa un importante papel en las cadenas alimentarias acuáticas ya que sirve de alimento a muchas especies de peces, aves y mamíferos como las ballenas. Tiene un tamaño que oscila entre 8 y 70 milímetros de longitud y se alimenta de plancton. Existen alrededor de noventa especies de krill, de las cuales algunas viven cerca de la superficie de las aguas marinas, mientras que otras suelen dirigirse hasta los 1500-2000 metros de profundidad.
Pequeño crustáceo (krill)

CADENAS ALIMENTARIAS EN ECOSISTEMAS ACUÁTICOS
Las algas marinas fotosintéticas (fitoplancton) son los principales productores. Los protozoarios, las larvas de los peces y los pequeños crustáceos (zooplancton) representan a los consumidores primarios o de primer orden. Estos consumidores primarios son el alimento de los pequeños peces y crustáceos, considerados consumidores secundarios, que a su vez servirán de alimento a peces de mayor tamaño, a aves y a mamíferos acuáticos, que en la cadena alimentaria ocupan el lugar de los consumidores terciarios. Al comienzo de todas las cadenas alimentarias marinas están las algas verdes como productores, que equivalen a las plantas verdes de las comunidades terrestres. Las siguientes son ejemplos de cadenas alimentarias marinas:

Fitoplancton --> ballena (dos eslabones)
Fitoplancton --> zooplancton --> anchoa (tres eslabones)
Algas--> krill --> caballa --> humano (cuatro eslabones)


Diferencias entre cadenas alimentarias